Con los pies en la Tierra

con-los-pies-en-la-tierra

Una vez tomamos la decisión de ¿y por qué no? Vinieron los siguientes pasos, un poco más ‘racionales’ que nos iban a poner los pies en la tierra y confirmar si estábamos en lo cierto y podíamos seguir adelante con nuestro sueño o, si por el contrario, era una locura.

Está claro que para todo, y más cuando te adentras en una experiencia nueva, es totalmente necesario contar con la ayuda de un profesional que te asesore y te guíe en tus decisiones. Y, parece mentira, pero no es tan fácil encontrar a alguien así. Nosotros desde el primer momento hemos buscado ‘el talento’ en cada una de las personas con las que nos hemos cruzado, es nuestra esencia… porque creemos que un buen servicio, implicación, cercanía y buen hacer es la clave de un trabajo bien hecho.
Al final, estás trazando una nueva línea que marcará tu futuro y es de vital importancia, que los pasos los des validando todas las opciones posibles y el riesgo que te supone cada una de ellas.

Quien conoce nuestro sector sabe que el mayor obstáculo que se nos presenta, además de los contactos, está en los volúmenes de facturación que se mueven, y esto para una empresa que está comenzando puede ser un problema, pero lo importante es siempre buscar una solución y alianzas que te permitan solventarla.

A favor os podemos contar, que se trata de un sector donde lo fundamental es el material humano, por lo que la inversión que se requiere, es más o menos asumible, confiando siempre en que las cosas poco a poco vayan saliendo y, después de mucho sembrar comiencen a brotar…

Y ya para terminar, para los valientes futuros emprendedores, deciros que seréis valientes ‘con todas las de la ley’, a pesar de todo lo que te intentan vender las Administraciones, a la hora de la verdad, ayudas para la puesta en marcha de la empresa… pocas muy pocas, por no decir ninguna… así que mucho ánimo y a emprender, que como leí hace poco, las empresas que más empleo crean no son las grandes ni las pequeñas, son las nuevas.

Ya solo queda buscar la suerte, que esperamos que de vez en cuando se pasee por Gran Vía 40 🙂


Tags

top