Step by Step

Image

Y el niñ@ recién nacido se nos presentaba como un folio en blanco ante la expectación, ilusión y compromiso de los cuatro de tener que ponernos de acuerdo en aspectos tan importantes donde mirar y encontrar nuestras huellas de identidad, como era el nombre y los valores con los que queríamos que comenzase a caminar hacia nuestro rumbo profesional publicitario anhelado.

Tocaba reflexionar y qué mejor pistoletazo que hacerlo rodeados en un enclave que propiciase la inspiración, alejados y apartados de las obligaciones cotidianas que te van marcando las manillas del reloj. Un pueblecito de Córdoba fue testigo de la primera reunión donde después de dos días intentando comprender y exteriorizar los argumentos que nos habían impulsado a embarcarnos en este proyecto, surgió de manera imprevista el nombre. La puesta en común de fijar los valores como pilares que guiarían nuestros patrones de conducta y actuación en el mercado nos llevaron a un denominador común en todos ellos: el talento, que sumada a nuestra actividad profesional y experiencia conformaba mediaTalent.

Talento, como valor diferencial que ponía de manifiesto una manera distinta de abordar y construir:

  • el saber (conocimiento)
  • el saber hacer (habilidades y destrezas)
  • el querer hacer (metas y expectativas)
  • el saber estar (valores y actitudes)
  • el poder hacer (medios y recursos)

A partir de aquí comenzaba la ardua y emocionante labor de dotar de contenido a cada una de las esferas que conformaban la personalidad con la que queríamos que el niñ@ mediaTalent iniciase su camino y andadura en el mercado y supusiese la carta de presentación hacia los agentes del sector publicitario. Las reuniones entre los cuatro se hicieron asiduas y de cada una de ellas lográbamos arrojar luz al mismo tiempo que se nos presentaban multitud de incógnitas procedentes del componente legal y financiero que requiere la labor empresarial que estábamos emprendiendo.

Cada una de estas reuniones nos acercaba más al día en el que pudiésemos dar el pistoletazo de salida y comenzar a poner de manifiesto nuestra propuesta de valor, siempre sustentada por un equipo de profesionales ágiles, flexibles, dinámicos y versátiles promovidos por un ímpetu inherente de querer exportar el talento desde la oficina escogida en la Gran Vía de Madrid hacia todos y cada uno de los rincones del planeta. Teníamos la responsabilidad de poner nuestro granito de arena dentro del sector que un día sentimos la vocación de dedicarnos a él y por el que precisamente pasados los años nos ha empujado directamente a querer fortalecerlo a través de la puesta en práctica de una alternativa que enriquecía la oferta donde anunciantes encontraban el espejo donde mirarse.


Tags

top